Foto de la sede de booking.com en Amsterdam. Autor: Luca Conti

Booking.com es una de las páginas más conocidas en Internet para reservar alojamiento. Pero incluso para aquellos que ya la han usado alguna vez, a veces es complicado saber cómo escoger entre las mucha ofertas de lugares para dormir existentes. Este post pretende dar algunos consejos para ayudar a tomar la decisión correcta.

1. Cuidado con los comentarios negativos.

Muchas veces para ver si un establecimiento es bueno o no, nos fiamos de los comentario de anteriores clientes. Siempre nos llaman más la atención los negativos que los positivos, incuso aunque haya 100 positivos y 20 negativos.

Hay que tener en cuenta cuándo fueron realizados los comentarios, si son antiguos o actuales y también es importante el tipo de comentario. Yo he visto gente que se quejaba amargamente por el tamaño minúsculo de la habitación, pero a lo mejor eres de aquellos para los que el tamaño no importa…

2. Las puntuaciones altas son buenas pero no definitivas.

Desde luego un hotel con un 8.5 o 9 de nota dada por los usuarios, parece una buena opción, pero aseguraos de que las notas no han sido dadas por solo 3 o 4 clientes, porque en ese caso tienen menos importancia que cuando han sido dadas por 30, 50 o 100 usuarios.

3. La cercanía, arma de doble filo.

Cuando buscamos un lugar para dormir, intentamos que esté cerca de nuestros puntos de interés, pero tened cuidado, a veces por buscarlos demasiado próximos terminamos pagando mucho más o incluso tenemos que acabar usando transporte público porque en el mapa queda cercano, pero en la realidad la distancia no es poca. Mirad en el Google maps, o cualquier otro servicio similar, las distancias reales, no os fiéis de lo que está escrito en las descripciones del local (¡ahí siempre está todo a 5 minutos!). Tampoco os fiéis de la opinión de los usuarios: lo que a uno le puede parecer cerca, a otro le puede parecer lejos. En algunos casos será bueno fijarse si existe transporte público a mano.

4. Cancelación gratuita

Hoy en día, si la ciudad tiene mucha oferta de alojamiento, muchos de los establecimientos van a ofrecer la posibilidad gratuita de cancelación. Mi consejo sin duda es centrarse en esos lugares si existe la posibilidad, pero leed bien los casos en que se pueden cancelar y con cuánto tiempo de antelación. A veces se paga mucho más, solo por tener la posibilidad de cancelar gratuitamente.

5. Desayuno incluido

En principio tener el desayuno incluido es una ventaja. Pero hay que tener en cuenta que no todos los lugares ofrecen un buen desayuno, y a veces con el precio que se paga por una habitación con desayuno incluido, podríamos pagar una habitación sin desayuno y comer algo en alguna cafetería cercana. Además hay que tener cuidado, porque muchas veces el establecimiento oferta el desayuno incluido a cambio de no tener derecho de cancelar la reserva en caso de necesidad.

6. Baño compartido

Hay gente que piensa que eso de los baños compartido solo existe en lugares con el prefijo hostel/albergue, pero eso no es siempre así. Hay muchos hoteles que ofrecen habitaciones con baños compartidos, así que si para vosotros es importante ese detalle y no viene explícitamente comentado, ¡preguntad!

7. Ambiente juvenil

Bueno, normalmente a nadie le gusta ir a dormir a un lugar que parezca un asilo de ancianos (ni a los propios ancianos) pero cuando hablan de un ambiente juvenil, puede querer decir que organizan fiestas, tiene bar, hay ruido, está en zona de ambiente fiestero o cualquier cosa parecida. Si eso es lo que buscamos, genial. Pero si buscamos un ambiente relajado o familiar, quizás tengas que mirar en otro lado.

8. Cuándo pagar

En muchos lugares, la forma de pago no es a través de Internet, sino en el propio local. Pero cuidado, no importa que hayáis tenido que usar vuestra tarjeta de crédito para reservar, tal vez en el hotel no acepten dicha forma de pago, así que leed con atención las formas que tenéis para pagar y si no os queda claro, como siempre, preguntad.

Estos pequeños consejos han sido creados gracias a anteriores experiencias, mías o de otras personas, por lo que es bienvenido cualquier otro consejo que vosotros queráis dar, porque os ocurrió algo digno de tener en cuenta o porque, tal vez, os contaron algo llamativo. Usad los comentarios para compartir vuestras experiencias.